domingo, 14 de enero de 2018

Feliz año nuevo

Hay varias cosas que quiero para este año.
Yo nunca hago propósitos de año nuevo, no lo son. Pero sé que este año quiero compartir una bañera en un hotel. Quiero viajar a Berlin o a Tromso o a Estocolmo. Quiero ir un dia a tu bar, mirarte con cara de cordero degollado y preguntarte si puedo tener un beso. A ti te funcionó.
Duraría horas.
No sé por qué quiero eso.
Ni por qué no lo puedo tener.

miércoles, 10 de enero de 2018

Una intimidad

No hay nada más íntimo y agradable que rozarse los pies en la cama.
Eso es lo que quiero, alguien a quien poder acariciar los pies con los míos.

lunes, 8 de enero de 2018

Siempre nos ha unido el sonido.

Te echo de menos. Pero no me doy cuenta de cuánto hasta que oigo tu voz cerca, no se de qué hablas, ni quienes son las personas con las que estás, pero el sonido de tu voz me conforta.
Estar contigo es como llegar a casa tras un viaje largo. Ojalá pudiese abrazarte más tiempo, como quien se acurruca en el sofá, y descansar.

martes, 29 de agosto de 2017

Una lucha

Por momentos visualizo un montón de mierda luchando por entrar en mi cabeza: estrés, dudas, ansiedad... están apretando, tratando de abrirse paso, pero algo se lo impide, es una nube densa de ilusión, ensoñación, castillitos en el aire y muchas ganas de reír.

domingo, 20 de agosto de 2017

Si

Si no fuera porque ya tengo uno, ahora mismo diría que esta desazón es por no tener un novio.
Si no me fueran bien las cosas con mi trabajo, diría que tal vez es porque no consigo llegar a ningún sitio.
Si parece que todo va bien, entonces por qué en mi cabeza sigue yendo mal?

Me siento un fraude en todo, y eso me recuerda a películas y libros, películas y libros en los que a protagonistas de otras historias les sucede lo mismo, una y otra vez.
A lo mejor será siempre así. Luchar por cosas y sentir que no las mereces cuando llegan, o descubrir que no son lo que querías. La vida a lo mejor es así. Menudo giro inesperado al final de la escena.

miércoles, 2 de agosto de 2017

Ideas perseverantes

Cuando un amigo común publica algo sobre mí en facebook, lo primero que pienso es si habrá aparecido en tu muro, si lo habrás leído, si me habrás echado de menos.
Cuando un amigo común publica algo sobre ti en facebook, lo segundo que pienso es si habrás reparado en la posibilidad de que apareciera en mi muro, que yo lo leyera y qué pensaría.
Imagino que la realidad es que ni te pasa por la cabeza que sigo existiendo, y mucho menos te preocuparán estas estupideces que en mi mente campan a sus anchas.
Y me pregunto por qué a mí me sigue resultando inevitable de vez en cuando, pensar en ti, entrar a hurtadillas en tu cuenta de instagram, hacer cábalas sobre tus pensamientos... ahora que he encontrado a alguien, ahora que hay otra persona que llena la mayor parte de mis ensoñaciones, ahora que de alguna manera empiezo a borrarte.

lunes, 31 de julio de 2017

Está escribiendo...

Hay un chico guapo escribiéndome. La magia del tiempo real en whatsapp, ese momento de saber que alguien está escribiendo es infinitamente mejor a recibir el mensaje final. Bueno, depende del mensaje.
Cuando tienes 15 años nunca imaginarías que pasados los 30 te seguirías sintiendo como si tuvieses 15.
Si a los 15 me hubiesen escrito chicos guapos a lo mejor ahora podría tener finalmente mi edad, pero mejor tarde que nunca, y finalmente se desvanecen un poco todas las inseguridades.
Cada vez que un chico guapo me besa, la niña gordita y fea que hay en mí recupera un poco de fe en la humanidad.
Tener a quien enviarle canciones cuando la brisa por la noche te contagia de ganas de enviar canciones... cómo lo echaba de menos. Y la lucecita roja intermitente... "cuánto durará?" el viento fresco del anochecer se la lleva por un rato.